Nuria Ruiz de Viñaspre

11219074_10205055028029976_4287524057653607268_n

(Fotografía de Félix Fradejas)

Nuria Ruiz de Viñaspre es poeta y editora.
Trabaja, como editora, en el Grupo Anaya y dirige la Colección eme (Escritura de mujeres en español), de Ediciones La Palma. Ha participado en Encuentros Nacionales e Internacionales como el Coloquio Le créateur et sa critique de la Université Lumière, Lyon 2 (Instituto Cervantes, Lyon, Francia) en la edición de 2013 y el Seminario Internacional Espacios de infancia, espacios de exilio, en colaboración con la Universidad de Jaén y Sorbonne Nouvelle–Paris 3 (Jaén, 2013).

En 2004 ganó el XX Premio de Poesía Ciudad de Tudela (Navarra) y en 2014 se alzcó con el Premio Racimo 2014 de Literatura. Recientemente ha sido galardonada con el XII Premio de Poesía César Simón con su último trabajo, La zanja. Su obra está incluida en el Diccionario de Autores de la Cátedra de Miguel Delibes.

Títulos publicados: El mar de los suicidas (Huerga y Fierro), Desvaríos subterráneos (Devenir, 2001 y Editorial Globo, 2001), El campo de tus sueños rojos (Mañana AC es Arte, 2003), Ahora que el amor se me instala (CELYA, 2004), La geometría del vientre (Poesía eres tú, 2008), El pez místico (Olifante, 2009), Tablas de carnicero (Luces de Gálibo, 2010), Órbita cementerio (Luces de Gálibo, 2011), Tabula Rasa, junto a Ana Martín Puigpelat (La Garúa, 2013) y Pensatorium, publicado también por La Garúa, 2014. Su próximo trabajo lleva por título La zanja.

Otras colaboraciones en libros conjuntos, La Cité des Dames (Capella des Ministres. Textos para CD Libro-Carles Magraner, edición bilingüe inglés. Licanus S.L., 2013), Temblor de lenguaje: Fleur Jaeggy (Shangrila Ediciones, 2014) o Marguerite Duras: Movimientos del deseo (Shangrila Ediciones, 2014)…

Parte de sus obras, traducidas a varios idiomas se pueden encontrar en algunas antologías de poesía crítica como las recientes Poesía de la conciencia crítica (Tierradenadie Ediciones, 2013), En legítima defensa (Bartleby Editores, 2014), o en Disidentes. Antología de poetas críticos españoles (1990-2014) (La oveja roja, 2015)

Si quiere conocer su blog, pinche aquí

Entre también en su página web aquí

 

10294285_10202674968049964_4791412507809479717_n

A continuación incluimos tres poemas de pensatorium (la garúa libros 2014), y un inédito:

I

El tren avanza. La música que extermina me deja en Réquiem. Me dejo caer. Me dejo. Me dejo. Dejo atrás mi mano y mi paisaje. Me dejo el peso. El paso. Y detrás del paso el pensadero que es mi casa. Officium breve este espejismo del soñante. Hay un bosque de pinos con mesas de ping-pong en cada nido. Lo atravieso sin altura. Es un bosque atónito que taladra el cielo con revuelos de palabras y un teatro al aire libre de mi boca. Boca libre engatusada con tu liebre liberada. Mi casa es mi casa. Leve cementerio de palabras. Coladero levantado hace cien años a la izquierda de una vía abandonada.

II

el lenguaje es el resorte de la seducción
pero el lenguaje no es suficiente
cuántas veces el día está lleno de términos que son trampantojos
artilugios que tienen dos tres cuatro veinticinco sentidos
cuántas cuántas cuántas veces entramos en el juego
así es imposible formular nada

III

¿Cómo se cruza una porción de noche desde el centro de la asimetría? ¿Cómo cruzarla con el hemisferio oeste desencajado? ¿Sin palabra ni razón estructurada? Barandillas y tendales. Puentes. Pomos. Cuerdas. Nada. ¿Cómo se cruza la noche con esa certeza de fractura elástica? ¿Cómo? Si la mueca nos dice que la vida era ese quiste en la garganta. ¿Pero cómo se encajan los quistes? ¿Cómo sustraer el bulto sin volverse loca como un rayo? Después el vacío. Esa fisura que abrieron los pájaros emigrados al hemisferio este.

Inédito

Dentro de cualquier Atlántico hay una piscina iluminada. Una zanja cuyo fondo es fango y ciénaga sin más vida que su sombra cuando el sol se inclina. Sigo los pasos del mapa. Pero olvido el mapa. Encero el suelo de barro y escribo sobre lo que no sé hablar. No. Escribo sobre la que no sabe hablar. Un yo denso de hábito arbustivo. Ese yo que no es más que una cepa rarificada sin ese que no se sabe. Hablar. Una pequeña palabra. Un . Un no sabe. ¿Qué no sabe? Leer el mundo. No sabe leer posos de piscinas. Ver su carácter al fondo. Hay tres filas de dos puntos al horizonte. Tres puntos en vertical debajo. Debajo estoy yo… Soy la que no sabe hablar. Hablar dentro del no hablar. Que es lo mismo que hablar para no escribir por ejemplo que escribo dentro del no escribir. Un cuaderno donde plagiar espirales idénticas. Patrones. Patrones del que sigue mi mano primera. Un boj. Dos boj. Tres boj. Patrones concluyentes. Dentro de la zanja hay un lobo enganchado a mi nuca. Eso sí es un patrón concluyente. Borra mi cabeza porque ya soy otro cuento dentro de este cuento. Grita. Blancanieves está preparando una tarta. Ella dice que escribir es el gerundio de un enano. Más lejos no hay fonética. La vida es un borrador. Un boceto calvo en el que plantamos un boj. Dos boj. Tres boj. No hablo. No me gusta hablar. Mientras, la voz del me da vueltas al yo. Escribo que soy la que escribe sobre aquello que no sabe hablar. No. Sobre aquella que no sabe hablar. Escribir que no se sabe si no escribe. La vuelta al yo. Un yo que escribe para lavar a mano las palabras. Palabras pequeñas como . Pro-nombres que pronombran depósitos de agua. Escribo para restaurar el orden. En-cubierta. Camino en cubierta sin voz. Camino y el pasado camina conmigo y es un tiempo mononucleado. El grito está vivo. Hace mucho tiempo allí no había nada. Aquí el miedo me mantiene ilesa. Mientras, Blancanieves destruye la métrica con sus manos macrófagas. El fin anunciado de toda escritura… a mano.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.