Víktor Gómez Valentinos

1034b17c-4ab5-486d-a35b-8dff126b73db

Víktor Gómez (Madrid, 1967) Reside en Valencia. Poeta, editor y coordinador de eventos culturales. Últimas publicaciones: en octubre de 2016: Otro decir por decir, seguido de Entredecir, libro a cuatro manos con la artista plástica Nathalie Bellón, que inaugura la Colección PoeNoemas (Tigres de papel), en septiembre de 2016: Mediodía (Eolas, nº 1 de la Colección El Tercer Gesto). En el 2013: Pobreza (Calambur), que fue finalista del Premio de la Crítica en la Comunidad de Madrid. Voluntario del Casal de la Pau desde el 2008.

Si quiere entrar en contacto con Víktor Gómez en Facebook, pinche aquí

A continuación incluimos unos poemas inéditos de un libro que lleva por título Sobrante:

 

 

 

lo que la palabra no puede ocupar es el espacio de un cuerpo.

*

Hay veces que la locura es la única forma digna de convivir. La cordura y la
prudencia están sobrevaloradas. Huir es permanecer en resistencia contra la
razón de los domesticadores y las comadrejas. Yo huyo hacia ti.

*

el delirio, la falta, lo común ausente.
no es sino la fiesta del loco inútil
por su no disciplina, por ese «entre»
inapacible, quebrado zigzag,
quinto verso sin verdad, casi tristeza,
la soledad, la orfandad, errar claro
en tu propia ciudad, perdido y libre,
por un octavo de vida y canto balbuciente
que la mayoría tacha de demencia.
así, qué carajo, preparo el cadavérico verso
once, donde se habla de mí sin mí: gracias.

*

Ahí
la mariposa entre la luz
y el verdor:
como una sílaba
que se escapa
de la escritura
esta y no está
ya ni aún
así no concluye
nunca
su promesa
el deseo más hondo.

*

“Todo el mundo reclama raíces” decía Deleuze en su defensa del rizoma frente al
árbol en la labor creativa por encima de la afirmación de autoría o poder.

raíces de alas rotas
a merced de los vientos
aprende a planear
a vivir entre el aire
~lo dulce-amargo~
y el suelo, sin punto fijo,
sin refugio seguro y constante.
eres un presente continuo,
eso sí, traza en vuelos
vínculos con otras aves
en la salud de su intemperie
y en la fragilidad de su libertad.
la salud de los vínculos,
no los vínculos de la seguridad.
eres presente, y tus identificaciones
se escriben a diario, «entre»
~el azar y el cálculo~
…el deseo y la insurrección.

*

En la niebla en la madrugada los ciervos que bajaron a saciar su sed en
desbandada han desaparecido monte a través al oír los motores de los coches
de cazadores furtivos.

(Valencia, mayo-noviembre, 2016).

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.