“El hijo de Tsvietáieva”, por Beatriz Pérez, en La Voz de Galicia

gueorgui-efron-10

(Fotografía cedidas por Lev Abrámovich Mnujin)

Reyes García Burdeus es una traductora admirable y en Uno y Cero Ediciones hemos tenido la suerte de contar con un libro traducido por ella, Diario de Gueorgui Efrón. Este libro se ha traducido sólo al francés, y al español, publicado por nosotros. Algunos fragmentos se han traducido al inglés en EEUU.   A Reyes García Burdeus le han concedido el Premio Marina Tsvietáieva. Se le entregó en Elábuga –en donde está enterrada Marina Tsvietáieva–, el 7 de septiembre pasado. Dimos noticia de ello. Se trata de un premio internacional, uno de los más importantes de Rusia. La excelente periodista Beatriz Pérez, se hace eco de la noticia en La Voz de Galicia. Incluimos aquí algún fragmento del artículo.

Si desea leer todo el artículo, pinche aquí.

Diario de Gueorgui Efrón, publicado por la editorial valenciana Uno y Cero Ediciones, recoge el testimonio, durante el año en que Alemania invade la URSS (1941), del hijo de Marina Tsvietáieva, una de las figuras más relevantes de la literatura rusa del siglo XX. La traductora del diario del joven de 16 años, Reyes García Burdeus, ha ganado recientemente el prestigioso premio Marina Tsvietáieva 2016 en reconocimiento a su labor de más de 25 años de traducción al español de la obra de la escritora.

En esta ocasión, además, el mérito de García Burdeus ha sido el de presentar en nuestro país un valioso documento histórico, desconocido para el lector español pero comparable al Diario de Anna Frank. «Tanto ella como Gueorgui Efrón fueron jóvenes extraordinariamente maduros para su edad. Las dos historias tienen como fondo la Segunda Guerra Mundial y les une la profunda soledad que experimentaron y la incomprensión por parte de sus respectivas madres», explica la traductora.

El Diario de Gueorgui Efrón refleja el último año de vida («detalles íntimos, estado anímico, preocupaciones, amistades, trabajo») de Tsvietáieva, quien se suicidaría en Yelábuga (Tartaristán) el 31 de agosto en 1941 como consecuencia del terror (pobreza, aislamiento, fusilamiento de muchos de los suyos) al que la sometió el régimen estalinista.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.